12 septiembre 2015

Por: Silvia Van Der Linde.


Silvia Van der Linde.
Desde hace alrededor de un año y medio existe un lugar en Ocoa que se ha convertido en punto de encuentro de los amantes de la cocina tradicional ocoeña, especialmente de aquellos platillos a base de maíz, producto de amplio consumo en la provincia, la Plaza del Maíz. Vamos a conocer en esta entrega algunas peculiaridades de este singular espacio, con sabor a pueblo.

Es bueno recordar que el maíz a diferencia de otras plantas gramíneas como el trigo, es originario de América y no fue conocido por los europeos hasta el momento en que llegaron a este continente y aprendieron que gran parte de la dieta de las sociedades americanas se basaba en su uso.



Los taínos sembraron el maíz utilizando el sistema de roza, el cual plantaban en la época de luna llena al creer que así se garantizaba el crecimiento de la planta.


El maíz ha sido un cultivo poco explotado en nuestra agricultura, sin embargo es un grano de alto consumo en el país, especialmente utilizado como alimento avícola y ganadero.


Así mismo, importante en la elaboración de alimentos consumidos en diferentes modalidades por los dominicanos.
Entre los principales nutrientes del maíz están los carbohidratos (almidón), grasa y proteínas que se encuentran en el embrión o nacimiento.




La Plaza del Maíz es fruto de la capacidad emprendedora de un comunitario decidido a ganarse la vida decentemente junto a su esposa, Ángel Pacheco, Quiquín, oriundo del paraje El Manaclar, sección Los Anones, distrito municipal La Ciénaga de San José de Ocoa, lugar de ensueños pero con pocas fuentes de trabajo, lo que obliga a la mayoría de los jóvenes a emigrar.


En el 1991 contando con 25 años de edad sale Ángel Pacheco de la comunidad y se establece en Santo Domingo donde se dedica a negociar en el Mercado Nuevo u Hospedaje, pasando luego al Barrio Simón Bolívar donde continua con sus actividades comerciales. Luego de 7 años en estas lides decide regresar a su tierra natal estableciéndose primero en El Manaclar y luego en el pueblo de Ocoa, donde se dedica a la compra de maíz verde para surtir las mujeres que elaboran arepas. Más adelante, opta por procesar el cereal con miras a ampliar sus márgenes de ganancia, ocupándose de la elaboración y venta de arepitas por las calles de la población, hasta que decide establecerse en un punto y es cuando surge el hoy sonado negocio.


Desde las primeras horas de la mañana empieza la actividad que no cesa hasta el atardecer, cuando cierra el establecimiento. Al llegar se percibe la efervescencia que caracteriza el punto, a tempranas horas se presentan varios hombres que se dedican a pelar el maíz, el cual procede de todo el territorio ocoeño, especialmente de Rancho Arriba, a cambio de las cáscaras, trueque es decir intercambio de bienes y servicios sin mediar la intervención de dinero, en pleno siglo XXI. Este desecho es utilizado como forraje para animales de tiro, caballos, burros y mulos. El "guayador", hombre de fuertes brazos, inicia su pesada labor, mazorca tras mazorca, valiéndose de un rallador artesanal.


A media mañana comienza Celestina Montilla, mujer de Quiquín, a preparar las arepas al caldero las cuales se hacen por encargo. La arepa con sal y de gruesa concha, debido a su cocción al carbón, constituye un alimento nutritivo y sano, antaño desayuno de los trabajadores agrícolas de nuestras montañas, acompañada de aguacate.


En las primeras horas de la tarde se prepara y vende el delicado majarete, el cual es codiciado por muchos como postre o merienda, agotándose rápidamente su existencia debido a la gran demanda. Posteriormente inicia el expendio de las arepitas fritas, deliciosas, también. Ambos manjares constituyen una tentación para los de las dietas.


La plaza del maíz habrá de convertirse en una de las paradas principales de la Ruta Gastronómica Ocoeña, debido a su deliciosa oferta, la cual es parte intrínseca de nuestra cultura. El espacio debe ser remozado con miras a sacar el mayor provecho de su potencial, lo cual se logra con asesoría que diversas instituciones, estamos seguros, estarían en disposición de ofrecer, recursos exiguos y sobre todo el deseo de sus propietarios de aprovechar la actual coyuntura donde se impulsa el desarrollo del ecoturismo en la provincia, muy favorable para este tipo de iniciativas.
silviavanderlinde3@hotmail.com



Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Visitas

Total Visitas

Precios de Comblustible

Precios de Comblustible

Venta y Compra

Venta y Compra

Estado del Tiempo

Hora Actual

Weather Channel

Chat

San Jose de Ocoa.-

San Jose de Ocoa.-
Tierra Alegre.-

Nuestra Glorieta.

Nuestra Glorieta.
Hermosa!.

Emergencia.-

Emergencia.-

Soy de Ocoa

Soy de Ocoa

Padre Luis Quinn

Padre Luis Quinn
Orgullo de Ocoa.-

Cayena.-

Cayena.-
Simbolo Nacional.-

Casa de Dios.-

Casa de Dios.-
Nuestra Casa.-
Con tecnología de Blogger.

Publicidad

Seguidores.-

Entradas.-

Featured Posts

Social Icons